Seguidores

viernes, 5 de agosto de 2011

CAPÍTULO 12- BUSQUEMOS UN ENTRENADOR 1ª PARTE. LA HISTORIA DE SUMIKO

Al día siguiente los del Raimon decidieron buscar a un entrenador. Handy y Sumiko quisieron ir a buscar por su cuenta porque decían que a parte tenían otro asunto pendiente.
Mark: Está bien, como queráis. Que tengáis suerte
Sumiko: Gracias Mark, igualmente. Si encontráis a alguien avisadnos.
Handy: Nosotros también os tendremos informados. Hasta luego.

Sumiko y Handy se marcharon.
Sumiko: Bueno, ¿adonde vamos?
Handy: Sígueme, conozco un lugar secreto al que no va nadie, pero antes tenemos que pasar por mi casa.
Fueron a casa donde Handy se alojaba, que en realidad era un edificio abandonado.
Sumiko: ¿Cómo es que vives en un lugar como este?
Handy: No puedo permitirme otra cosa. Gasté gran parte de mi dinero en venir a Japón.
Sumiko: Pero entonces…¿cómo te mantienes? ¿Cómo puedes comer?-dijo preocupada.
Handy: Bueno mis padres de vez en cuando me mandan alguna cosilla y también realizo algunos pequeños trabajos ayudando a la gente, como por ejemplo repartir pedidos de un restaurante, hacer de canguro,…
Sumiko: ¿Y alguien sabe que vives aquí?
Handy: Técnicamente…..no. Bueno solo mis padres, pero no saben que esto es una barraca. Si ni siquiera el cartero se ha dado cuenta de que aquí no vive nadie. Lo malo es que me he enterado de que van a demoler este edificio así que me he buscado otro sitio para vivir y es más acogedor que esto.
Sumiko: Menos mal…bueno vamos se hace tarde.

Handy llevó a Sumiko  a un bosque cercano al insitituto Raimon.
Sumiko: ¿Un bosque? ¿Qué hacemos aquí?
Handy: Espera y mira.
Handy agarró una cuerda que estaba colgada de un árbol. Trepó por él y izo bajar una escalerilla de esas típicas de las casas de los árboles.
Handy: Sube!!
Sumiko: ¿Esto es seguro?
Handy: Bueno...define seguro xD
Sumiko se subió y se quedó sorprendida.
Sumiko: ¿ Y esta casa del árbol?
Handy: Bueno me la encontré el otro día mientras hacía footing. Y como está abandonada pues esta es mi base secreta, bueno mejor dicho…es “nuestra”.
Sumiko: Mola!!  Aunque está un poco vieja. Habría que arreglar algunas cosas.
Handy: Sí. Buscaré materiales para arreglarla.
Sumiko: Yo te ayudaré! Siempre he querido tener una casita en el árbol.
Handy: Bien, ahora empecemos con lo que hemos venido a hacer.
Handy sacó el portátil que había traído de su casa.
Sumiko: ¿Has descubierto algo?
Handy: Bueno…no es mucho lo que tengo. Pero lo poco que hay es bastante serio. Parece ser que quien tú y yo sabemos, está metido en el torneo de Fútbol Frontier.
Sumiko: ¿Qué?!! ¿ Cuales son sus intenciones?
Handy: No lo se. Pero no creo que sean buenas. Después de lo que nos izo en España…
Sumiko: Sí,…solo de pensar que se llevó a nuestro amigo….
Handy: Sí…por eso estoy aquí. Para rescatarle y enviar a ese rufián a donde se merece!
Sumiko: Eh!! Habla en plural!! Yo también pienso ayudarte a rescatarle.
Handy: Sumiko…Gracias, no se qué haría sin ti. Al menos tengo a alguien en quien confiar en estos momentos tan duros.
Sumiko: Lo se,…si te digo la verdad, yo decidí venir aquí porque me enteré de que te habías ido a buscar a nuestro amigo. La verdad es que cuando me enteré de que se lo habían llevado me puse muy triste, y al enterarme de tu partida, yo también quise ayudar. Porque gracias a vosotros me animé mucho a jugar al fútbol y sin vosotros no habría llegado hasta aquí. Solo con ver como os gustaba jugar aunque no fueseis expertos y no jugarais en ningún equipo me izo pensar en que yo también quería disfrutar.
Handy: Tienes razón. Al principio no me gustaba nada el fútbol, pero a medida que fui creciendo me empezó a gustar. Y recuerdo que la vez en que decidí que me encantaba fue en vacaciones de verano en mi pueblo que jugué con unos amigos. Después cuando volví empezamos a jugar y poco a poco nos animamos.
Sumiko: Sí, y después nos conocimos. ¿Quién iba a imaginar que gracias a eso nos hicimos tan amigos? ^^
Handy: Y después tras el rapto de nuestro amigo, empecé a jugar al fútbol más enserio para poder salvarle.
Sumiko: Y yo también. Desde que he llegado me he hecho más fuerte. Nunca pensé que llegaría a jugar así. Y tampoco creía en cumplir mi sueño de venir a Japón. Ahora con todo esto, me entran más ganas de salvar a nuestro compi.

En ese momento a Handy le llegó un correo electrónico.
Handy: Pero si es…no es posible.
Sumiko: ¿Qué pasa? ¿De quién es?
Handy: Es de quien tu y yo sabemos. Mira.
En el correo ponía:
OS FELICITO, HABÉIS LLEGADO MUY LEJOS EN TODO ESTE TIEMPO, PERO VUESTRO ESFUERZO SERÁ INÚTIL. VUESTRO AMIGO ESTÁ MUY BIEN AQUÍ CONMIGO Y DICE QUE NO QUIERE REGRESAR. NOS VEREMOS LAS CARAS EN EL TORNEO.

Sumiko: ¡¿Pero qué…?!
Handy: Muy bien!! Si quiere guerra….LA TENDRÁ!!! Ese tío se ha metido con quien no debía.
Sumiko: Cálmate. Le daremos su merecido. Ohh no!! Se está haciendo tarde!! Tenemos que volver.
Handy: Te acompañaré al hotel donde te alojas.
Sumiko: ¿Y tú donde vas a dormir? Porque si no recuerdo mal mañana derrumbaran la barraca donde vives
Handy: Pues tendré que dormir aquí en la base secreta.
Sumiko: De eso nada!! Tú te vienes conmigo al hotel. No voy a permitir que vivas aquí en medio del bosque y menos aún sin compañía.
Handy: Pero…¿Los del hotel no pensaran mal si llevas a un “chico” a dormir a tu habitación?
Sumiko: No te preocupes. Les diremos que eres mi hermano o mi primo y que has venido de turismo a Japón.
Handy: Si tú lo dices…bueno vamos allá.

De camino la hotel Handy y Sumiko se pararon de golpe en seco como si se les hubiera olvidado algo….
Handy: …
Sumiko: …
Handy y Sumiko: AAAHH!!! Oh no!!! Se nos ha olvidado buscar un entrenador!!! O.O
Sumiko: Bueno que no cunda el pánico. Nadie sabe que se nos ha olvidado así que no tienen por que saber la verdad…
Handy: ¿Quieres decir que les vamos a contar una mentirijilla piadosa?
Sumiko: Pues claro…que remedio. -.-’

En el siguiente capítulo:
Ahora es el turno de que Mark y los demás busquen un entrenador. Handy y Sumiko también se unirán a la búsqueda ya que no tuvieron mucha suerte la última vez. ¿Qué podemos contar con la ayuda del dueño del restaurante Rai Rai?
Todo esto en el próximo capítulo: BUSQUEMOS UN ENTRENADOR 2ª PARTE.
Esto es fútbol al rojo vivo!!


4 comentarios:

  1. Siento no haber puesto el capitulo antes.pensaba acerlo ayer por la noche pero me emparanoye viendo Peter Pan en atena 3 xD

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo vi jajajjajaja una peli muy bonita y romántica jajaja me encanta el capitulo!!! -^^- y me has clavado siempre he querido tener una casa en el árbol, en un juego que me hicieron de adivinarme el futuro me dijeron que en el futuro iba a vivir en metrocity y en una casa del arb y que iba a tener troné oe tos hijo jajajjajajajaja mis amigas a veces se pasan...;))) M e haustado un montón!

    ResponderEliminar
  3. Tropecientos hijos...que lo de corregir me hasta malas pasadas...

    ResponderEliminar

ir arriba